Sectarismo y fanatismo.

1252

Muy a menudo encontramos personas en este mundo que dicen tener la verdad; además sectarismo-fanatismoaseguran que todos los que no se suscriban a su doctrina, a su maestro, no tendrán chance alguno de salvación y únicamente el infierno les espera. Qué poco consciente es este tipo de anuncios que describen a Dios como una persona horrorosa que va a mandar al infierno a la gran mayoría de personas del planeta; sin darles ni siquiera la oportunidad de recapacitar. Estos sujetos sectarios tratan de decir que ellos son representantes de Dios, cuando en realidad, eso es tan sólo el gran ego que cada uno quiere mostrar: El querer ser el mejor en este mundo, querer tener la mejor casa, el mejor carro, la mejor mujer y, por supuesto, el mejor maestro y la mejor religión. El ego de uno siempre quiere ser el mejor y mostrar la inferioridad de los demás a toda costa. Ese tipo de mentalidad de los grandes egos, de la gran competencia en este mundo, indica que las personas que profesan estas doctrinas no saben nada de la Verdad y no tienen cariño, no saben qué es amor universal, no tienen compasión y están lejos de lo que se llama vida espiritual realizada. No hay nada más contradictorio en el mundo, dijo Bhaktivinoda Thakur, que un misionero del amor divino predicando o practicando sectarismo.

Nosotros queremos que el mundo pueda ver que Dios se manifiesta de muchas maneras para corresponder a todos los que lo buscan, no importa si son de algún grupo étnico, social o religioso. Es para todos, incluyendo a los sofisticados hombres de la sociedad moderna que oran por una salida desesperada de la ignorancia de este mundo material.

Dios ha permitido que los hombres descubran Sus Verdades de muchas maneras, a través de revelaciones, de Él mismo o de grandes maestros que se han acercado humildemente a Él. Una y otra vez vemos las mismas enseñanzas en todas las religiones: ama a todos, perdone a todos, muestre el camino con su ejemplo, sea bondadoso y cariñoso, sea humilde y agradecido por todo lo que Dios ha hecho por usted y sea compasivo para con los que menos comprensión tienen, ayudándolos a despertar y a desarrollar su fuerza espiritual. Pero qué triste es que tantos poderosos grupos religiosos aún inspiren en sus seguidores el fanatismo, el menosprecio por los demás y esa arrogancia que pretende demostrar que ellos son los únicos salvos y nadie más.

La Verdad Suprema es la que sabe realmente quién es quién y quién no lo es o en qué situación o posición está alguien. Lo que nosotros sí podemos entender imparcialmente es que Dios ama a todos los que ha creado; que Él es un bienqueriente incondicional y que lo que Él anuncia es un amor universal y de este amor no debemos excluir a nadie, ni siquiera a los animales. En todas las religiones profundas y ortodoxas en la espiritualidad vemos una fuerte representación de amor hacia los animales y el vegetarianismo como un principio de ello.Es cierto que cada hombre tiene tanto la libertad para hacer como para no hacer, para ser puro y para no serlo, pero también es cierto que cada uno tiene qué aceptar las consecuencias de sus actos. Nadie puede decir que no es responsable por lo que ha hecho, y así ha sido confirmado por todas las religiones a través de sus leyes o sus máximas; que dicen: Ojo por ojo, diente por diente, la ley del Talión; si usted hace bien es bien para usted, si usted hace mal es mal para usted; porque todo le regresa como enseña el Bhagavad gita en sus capítulos sobre la ciencia del karma y la reencarnación con todo lujo de detalles. Todo esto nos lleva a la conclusión de que Dios es muy misericordioso, pero si nosotros abusamos de todo lo que Él ha creado vamos a tener que pagar las consecuencias en nuestro propio ser, por ello es muy importante dejar el sectarismo y apreciar a Dios en todas las corrientes que realmente Le buscan.

No importa cómo una persona llegue a amar a Dios, lo importante es que lo ame. La persona generosa al ver un templo, una iglesia, mezquita o sinagoga, piensa con gran aprecio, con cuánto cariño le hacen a su Padre y Señor tantas cosas de arquitectura hermosa, le componen tantas canciones lindas, le pintan tantos paisajes y hacen tantas otras cosas para alabarlo; estoy tan impresionado por esto; y también estoy feliz porque mi corriente y mi maestro me dan mucha inspiración para mi crecimiento espiritual y para que yo pueda dar un testimonio de mi fe con toda seguridad. Peligrosos son aquellos políticos que son nada religiosos, pero utilizan el fanatismo y los prejuicios de sus pueblos simplemente paraservir a sus propósitos egoístas y a sus agendas ocultas; son lo más bajo que existe; porque crean un estado de desánimo y de ateísmo que hace pensar a la gente así: ¿Para qué vamos a seguir a las religiones que solamente producen guerras y conflictos en nombre de Dios? ¡Mentiras! Ninguna persona santa, espiritualmente consagrada va a apoyar o favorecer el derramamiento innecesario de sangre o el maltrato a otras personas, siempre las personas espirituales tienen los mismos síntomas, compasión, justicia, perdón y el deseo de favorecer a todos los demás. Que este espíritu se esparza por todos lados, para que la alabanza de Dios en todos los idiomas, en todas las corrientes sea una, para que la fuerza de la oscuridad y de la ignorancia sea subyugada por esta gran unión en diversidad y este gran crecimiento de toda la humanidad y si esto es imposible que por lo menos se ilumine usted querido lector.

Máximas:

“Ante Dios usted nunca va a dañar a un hermano, por ello, quien cree en Dios se vuelve una persona muy agradable”.

“La religión sin conocimiento filosófico es sentimentalismo o a veces fanatismo; mientras que la filosofía sin principios religiosos es especulación mental”.

Fuente: Colección Sabiduría Védica
Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

No hay comentarios