Adicción al cigarrillo

    1215

    Querido amigo, adicto a este caramelo de los adultos llamado cigarrillo; por vanagloria, 4_adiccion_cigarrillostatus quo, deseo de sobresalir o de ser grande o parecer culto usted llevó por primera vez con algo de curiosidad a su boca este chupo psicológico; que era nada menos que una forma peligrosa de hacerse dependiente de la nicotina y llenar los bolsillos de los inescrupulosos fabricantes; porque no hay nada mejor en el mundo para ellos; que un cliente adicto y fiel. Quien diariamente compre su veneno, el cual, para lo único que le sirve es para seguir contaminando sus pulmones, dañando su salud, su hogar, etc.

    Amigo, el cigarrillo es una trampa muy grande y si usted es víctima de él ahora y le cuesta mucho esfuerzo dejarlo (lo ha intentado varias veces, ha hecho promesas y se siente derrotado, se siente debilitado y avergonzado; pero al momento siguiente se hace el fuerte, el rebelde, el vaquero americano, que se muestra como quien tiene la valentía de matarse a sí mismo con este estúpido vicio), ¡despierte!, su cuerpo no le pertenece, es propiedad de Dios y es muy útil; pues con él puede usted hacer muchas cosas para ayudar a los demás. No se desanime, usted tiene una misión en esta vida, y lo necesitan sano, con buen criterio y no avergonzado, ni escondido en los rincones de los fumadores, marginados por su propia desgracia. Dese cuenta que incluso hoy en día existe gente cuerda que dice, que si se quiere matar se mate solo y no mate a otros; y también hay muchos sitios públicos en donde ya no se permite esta tontería de fumar.

    Amigo mío, supérese, levante su cabeza, usted lo puede lograr, como muchos lo han logrado; simplemente tolere esos días cuando la adicción le acose, y recuerde una cosa muy importante: para dejar el cigarrillo, deberá dedicar ese dinero que ha gastado en su egoísmo, para ayudar a otros, a una beneficencia, a un templo, haciendo algo maravilloso. No piense que ahora que no fuma va a gastar el dinero en otra cosa vana; todo este dinero tiene que utilizarlo en obras benéficas y se dará cuenta de lo valioso que es sacrificarse por una buena causa. ¡Sea valiente! no permita la derrota, comparta su tiempo con gente que no fume y haga todo lo necesario para no dejarse caer nuevamente en esta horrible adicción.

    Técnicamente hablando, la nicotina produce un efecto traumatizante en la psiquis del adicto de manera que la falta de dicho veneno hace que sienta depresión, inseguridad, nerviosismo etc; y a todo esto se añaden las tonterías que dice la gente, como por ejemplo; si fuma no se engorda, si fuma tiene mejores oportunidades de relacionarse con personas interesantes. No se deje derrotar por estos falsos mensajes de propaganda, usted es un alma eterna y tiene un propósito grande por cumplir. Implore la misericordia de Dios, póngase a Sus pies y dígale de todo corazón: “Oh, mi Señor, déjame ser un instrumento de Tu amor. Yo te prometo aceptar el sufrimiento que necesito pasar para poder dejar el cigarrillo; y si llegara a tener otra adicción, que sea la adicción a Tu Amor, porque esa sí me va a llenar plenamente y me va a capacitar para hacer algo en bien de los demás. ¡Oh mi Señor! Tú eres mi única esperanza, dame la fuerza para superar esta dependencia, esta nicotina; permíteme hacer algo valioso con este dinero que estoy perdiendo en este vicio. Yo te necesito tanto; y sé que he cometido muchos errores por no haber tenido un propósito en mi vida, pero ahora veo que hay una razón para existir.” Esto se puede conseguir cuando usted se ofrece sinceramente a Dios, para que Él sea su único dueño; con una compañía donde realmente pueda crecer y pueda ver la luz de su propia existencia. Oh, amigo de mi alma, es la hora de despertar, más vale tarde que nunca; pero tome seriamente hoy esta decisión. Y si todavía tiene unos cigarrillos en su bolsillo, destrócelos y bótelos lejos, haciendo la promesa de dejarlos de verdad, porque semejante veneno no se le puede regalar a alguien más sin ser culpable de haberle hecho daño.

    Lo quiero mucho porque usted es mi hermano eterno como alma espiritual y lo quiero ver como un vencedor de la ilusión para que pueda triunfar dentro de su existencia como una de las almas que han entendido que la vida es para dar y no para tomar; ni para fumar.

    Máximas:

    “Si usted se disgusta con alguien, eso es por su falta de compasión.”

    “Cuando no podemos controlar a alguien dejamos de tratarlo en forma cariñosa.”

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    No hay comentarios