El Deber de la Prensa

    788

    La información que se transmite a través de los medios de comunicación, ejerce una gran 137_el deber de la prensainfluencia en la sociedad. Es una lástima que dichos medios caracterizados por la ligereza carezcan de veracidad. La prensa, por ejemplo, hace concesiones a una clientela que cree en todo lo que le dicen y es complacida y moldeada simultáneamente por los mensajes noticiosos y chismes de la farándula.

    Por lo general, la gente prefiere la distracción a la información, la cual requiere un esfuerzo interpretativo por parte del lector o el televidente. La falta de veracidad en la prensa también se debe a que muchos noticieros, periódicos y revistas son financiados por poderosos grupos con intereses particulares. Al considerar lo anterior, se pensaría que es muy difícil que haya prensa imparcial u objetiva, y más cuando se tiene que servir a los que la financian, a quienes también hay que complacer.
    A través de las preferencias en materia de prensa, se puede establecer el nivel educativo de las personas, así como su condicionamiento. Por ejemplo, por lo general hojea periódicos dedicados a escandalizar con las fotos publicadas. Pareciera que acá sólo importan las imágenes sangrientas y eróticas.

    En este medio de comunicación se suele competir por quién presenta los sucesos más espectaculares. Así es como se reduce la información a la pornografía y al amarillismo. ¿Cuál es la consecuencia de estas perversiones infundadas? En España, por ejemplo, según una cifra oficial del gobierno, en el 40% de los hogares se presencia el abuso sexual a menores, un fenómeno al que contribuye el manejo irresponsable de la sexualidad por parte de los medios. Como la prensa hace parte de esta dinámica descuidada y problemática, su actividad no se puede catalogar como uno de los conductos de la verdad.
    La prensa tiene una gran responsabilidad social, cultural y educativa. En esa medida los periodistas deben aspirar a informar bien a la gente, estimulando el sentido crítico de todos. A través de un medio de comunicación como este, se podrían entregar, por ejemplo, los mensajes de sabiduría védica, la línea filosófica que nos impulsa a buscar la verdad, comunicarla y ejercitar todos los medios expresivos que Dios nos dio para tal propósito.
    Según la sabiduría védica, proferir calumnias trae consigo reacciones negativas a los difamadores. Ahora bien, pensemos en cómo una ofensa o una mentira, consignada en un periódico, se convierte automáticamente en miles de ofensas y miles de mentiras a la vez, en vista de que el tiraje de los diarios es de miles de ejemplares. Pero si, por el contrario, se logra que a través de la prensa las personas eleven su conciencia y se informen verazmente, ello sería un progreso. Como mínimo se espera del periodista, en tanto investigador y analista autónomo, que cumpla su deber de informar para que la gente tenga más claridad respecto a lo que pasa en el mundo.

    Apreciemos algunos ejemplos de las verdades que los mensajeros de la sabiduría védica nos recomiendan transmitir a todos.

    Un gran maestro de la India publicó un diario sobre la vida espiritual. Cuando le preguntaron qué noticias del mundo espiritual contenía tal diario, él contesto:

    “el mundo espiritual es infinito y suceden tantas cosas allí que se podría publicar un periódico cada minuto. Por su parte, un gran rey de la India antigua, llamado Yudhistir, explicó que la gran noticia del mundo material es que todas las entidades vivientes estamos en una gran olla, en un proceso de cocción. Algunas, las que están bien cocidas, son sacadas de este recipiente por la muerte, y otras son vertidas en dicha olla al momento de nacer. El fuego que consume y deshace la vida, es el tiempo. Aun así, queda la certeza que aunque el mundo entero se consuma, ello no afectará a las almas, pues son eternas”.

    Por lo tanto, en un mundo saturado de información, donde no se sabe qué es cierto y qué no lo es, la sabiduría védica corre la voz de algo que podemos constatar y que es sorprendente: tenemos noticia de la muerte de nuestros antepasados, y hemos observado la de nuestros allegados, pero aun así todos caminamos y pensamos como si la muerte no tuviera nada que ver con cada uno de nosotros. Los medios de comunicación podrían utilizarse para concientizar a la gente de estas relevantes noticias.

    Invitamos a los miembros de la empresa del periodismo a que profundicen en los temas de la sabiduría védica, los cuales contienen muchos consejos inspirados en las Escrituras Védicas. Ello sin duda les ayudará a comprender, entre otros importantes temas, la función social de la prensa, la cual debe ser imparcial, comprometida con la verdad y preocupada por exponer las injusticias a la vista de todos.
    Además, la prensa debe estar atenta para comunicar las reflexiones de los sabios y los pensadores, así como de las personas que están verdaderamente consagradas a Dios y al servicio de la humanidad, pues su función también es educar y apoyar la evolución de la conciencia del mundo.

    Esperamos que el sentido común, que es lamentablemente el menos común de los sentidos, se expanda para que los periodistas vean y sigan viendo su trabajo con seriedad y lo desempeñen con el rigor requerido.

    Muchas gracias.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti