El Peligro de Comunicarse con Fantasmas

    2020

    Todos observamos el mundo físico que nos rodea, y desarrollamos el deseo de disfrutarlo 134_ocultismocada vez más y más, al querer obtener bienes materiales, por ejemplo. Estamos generalmente obsesionados en nuestro afán por el disfrute, de aumentar la comodidad de nuestro cuerpo y las diversas gratificaciones de los sentidos, pero es importante saber que aparte de este mundo físico existe el mundo astral y más allá del mundo astral existe el mundo espiritual.

    La sabiduría védica nos explica nuestra relación con todas las diferentes esferas de la existencia. Tenemos un cuerpo conformado de tierra, agua, aire, fuego y éter. Lo que sale de este cuerpo al momento de la muerte se llama alma espiritual, pero esta alma espiritual está cubierta por un cuerpo sutil, que está conformado por: mente, inteligencia y ego falso; acompañada por la subconsciencia, que tiene las memorias de las impresiones de muchas vidas pasadas y de muchos deseos que se han acumulado en el cuerpo astral.

    Cuando una persona sale de su cuerpo físico en el momento de la muerte, el proceso común es que el alma para su próxima vida reciba un nuevo cuerpo, de acuerdo a las acciones que hizo en su vida pasada, así puede nacer en el cuerpo de cualquier entidad viviente. Únicamente cuando el alma es liberada de los deseos materiales ó en el momento de la muerte se ha refugiado en el Señor Supremo, esa persona se libera de los repetidos nacimientos y muertes, y recibe un cuerpo espiritual para vivir eternamente en el mundo trascendental.

    La cultura védica nos enseña que quienes han muerto de determinadas maneras no pueden recibir un cuerpo físico nuevamente; más bien es difícil para ellos retomar un cuerpo físico tan pronto. Existen momentos cuando nosotros podemos percibir la presencia de almas que se encuentran en esta situación. Inclusive en la historia de la humanidad se han difundido diferentes métodos donde personas tratan de comunicarse medialmente con fantasmas. Bajo nombres como espiritismo, macumba, la lectura del tábaco, la tabla ouija y muchos otras similares invocaciones o métodos de adivinación.

    Otros experimentan con plantas chamánicas, que facilitan entrar en contacto con espíritus. Estos procesos tienen consecuencias fuertes para quienes lo desarrollan, y naturalmente, crean mucha curiosidad, sobre todo en aquellos que no tienen información de la trascendencia eterna del alma y que tampoco conocen la diferencia entre el cuerpo sutil y el cuerpo burdo.

    La famosa cita de Goethe era: “Ahora no puedo deshacerme de los fantasmas que llamé”. Quien acostumbra a invocar fantasmas, lo más probable es que vaya a ser reclutado al mundo fantasmal por ellos. En el momento de su muerte, él va a pensar en los mismos fantasmas con los cuales tuvo contacto previo y como consecuencia entra en esta esfera fantasmal y no puede encarnar nuevamente para continuar la evolución de su consciencia espiritual.

    Dios en su escritura llamada Bhagavad Gita, explicó hace cinco mil años atrás:

    Yanti deva-vrata devan
    Pitrn yantipitr_vratah
    Bhutaniyantibhutejya
    Yanti mad-yajno `pi man

    “Aquellos que adoran a los semidioses, nacerán entre los semidioses; aquellos que adoran a los antepasados, irán a los antepasados; aquellos que adoran a los fantasmas y espíritus, nacerán entre esos seres; y aquellos que me adoran a Mi; vivirán conmigo.”

    Debemos cuidarnos mucho de ello, invocar única y exclusivamente la misericordia y el apoyo de la Suprema Personalidad de Dios, el Señor quien está en nuestro corazón como maestro interno y quien nos está invitando para liberarnos de todos los niveles egoístas de este mundo. Las escrituras védicas enseñan que los hijos deben ofrecer a los padres difuntos en su cumpleaños o diez días después de la partida de este cuerpo, una ofrenda de comida transcendental que fue ofrecida en un lugar sagrado por medio de mantras sagrados, recibiendo así el nombre de Maha Prasadam, para que el alma de quien se ha ido, se purifique rápidamente y consiga perdón por los errores cometidos. El Maha Prasadam es un alimento muy especial, puesto que la palabra prasadam significa misericordia, mientras que la palabra maha la interpretamos como gran, por lo tanto es la más gran misericordia.

    También se recomienda mucho el cantar los Santos Nombres del Señor, para tener una relación real con Dios:

    Hare Krishna Hare Krishna
    Krishna Krishna Hare Hare
    Hare Rama Hare Rama
    Rama Rama Hare Hare

    “Oh, mi Señor déjame ser un instrumento de Tu amor”

    Todos los que estamos en este mundo material somos almas eternas y debemos alcanzar la autorrealización, refugiándonos en nuestra eterna relación de servidores amorosos de Dios, esta es la meta suprema y lo único que hace al alma feliz para siempre, preocupemonos por el aquí y por el ahora para salvar a quienes más necesitan de nuestra ayuda, para salvar a la Madre Tierra de los múltiples maltratos que la humanidad está causando sobre ella y para proteger la relación de corazón a corazón con cada ser que cruza nuestro camino.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    Compartir
    Artículo anteriorOcultismo
    Artículo siguienteEl Deber de la Prensa

    No hay comentarios