La vida de un estudiante célibe. La verdadera educación.

    1323

    Querido lector, reciba una invitación muy especial para que conozca qué es la vida de un estudiante de yoga. Los Monasterios de Yoga brindan el mejor entrenamiento de la vida, calibatotanto para hombres como para mujeres.

    En la antigua Cultura Védica de la India todos los jóvenes antes de casarse pasaban un tiempo en el ashrama (templo) de su Maestro Espiritual, para aprender las cosas esenciales de la vida. El trabajo desinteresado, el servicio, el control de los sentidos, el estudio de las Escrituras Sagradas, el canto de mantras y la ejecución de sacrificios; todo era parte de la formación del carácter de un estudiante.

    Los niños tenían la guía directa de su Maestro Espiritual o de su representante, especialmente entrenado para guiar a los nuevos estudiantes que, por supuesto, eran célibes.

    En nuestra sociedad moderna los jóvenes son orientados hacia la violencia y el disfrute sexual desde la más tierna edad; y debido a esto la juventud se siente muy frustrada (porque la meta de la vida no es el placer sexual ni mucho menos la violencia) y fácilmente acuden a las drogas para encontrar algo que supuestamente los distancie de la rutina de esta sociedad materialista.

    Todos los movimientos contraculturales como los Punks, los Metaleros, Hippies, etc. han surgido como intentos de la juventud para escaparse del vacío que llevan dentro. Los jóvenes no tienen ningún estímulo para desarrollar valores, no hay buen ejemplo de los mayores, ni ningún conocimiento sobre la reacción por cada acción que se hace, ni de la reencarnación, y ni de la existencia de su propia alma eterna. Sólo se les enseña, que: “si no tienen dinero, no pueden disfrutar”; pero no se les enseña los efectos de una vida en ignorancia.

    Conocer la meta de la vida es la mejor medicina contra la depresión, y la vida de un brahmachary es lo más bello que uno pueda imaginar para realizar dicha meta. Los brahmacharys pueden viajar en grupos a diferentes ciudades para llevar el mensaje del Amor Universal ayudando a los demás; y pueden aprender los rituales de la adoración, el canto de mantras y también aprender de la agricultura orgánica. Ellos llevan una vida muy disciplinada; se levantan entre las cuatro y cinco de la mañana, y toda la comida que consumen es prashadam, comida santificada, y por supuesto vegetariana.

    A veces ellos van en peregrinajes a visitar los Centros Espirituales, y entre ellos hay una profunda amistad y un espíritu desinteresado que les puede acompañar por el resto de su vida.

    Los Monasterios de Yoga son sitios creados por los Maestros Espirituales donde personas de cualquier edad pueden enriquecerse espiritualmente; y donde pueden desarrollar el poder de discriminación para hacer las cosas correctamente, tener fuerza por el resto de su vida y no caer en mentalidades depresivas. (Para más información leer La Colección de la Sabiduría Védica, número: 29 “Donde hay refugio”).

    No hay reglas estrictas sobre cuánto tiempo uno puede mantenerse comobrahmachary, algunas personas les gusta servir tanto a la humanidad que prefieren quedarse sirviendo a su Maestro Espiritual y renunciar a la vida matrimonial. Si ellos alcanzan un gran grado apropiado de madurez, pueden volverse algún día swamis o monjes que hacen un voto de celibato para toda la vida. Definitivamente, es más fácil avanzar espiritualmente en la vida de brahmachary o como mujer brahmacharini, que entrando a la vida de casado. Pero hay que tener bien en claro que esta situación es solamente aplicable a personas que tienen el deseo de sacrificarse para el bien de los demás.

    Normalmente los brahmacharys, entre la edad de 24 y 30 años pueden pedir la aprobación a su Maestro Espiritual para formar una familia. En la antigua India los padres se encargaban de encontrar la esposa o el esposo apropiado para sus hijos. Por ausencia de esta costumbre hoy en día losbrahmacharys buscan la ayuda de sus mayores para poder casarse apropiadamente. Un brahmachary en el ashrama (oasis espiritual o templo) aprende también muchas cosas prácticas, y de acuerdo a su talento el Maestro Espiritual le indica en que campo debe prepararse más para realizar su servicio.

    Muchas veces una persona piensa por el deseo de disfrutar, que la vida espiritual estando casado será más fácil; pero la realidad es que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. La vida de casado desde el punto de vista de la autorrealización existe como protección para no caer en la degradación del sexo extramatrimonial. Pero definitivamente uno es un alma muy afortunada si puede dedicarse de lleno a la Vida Espiritual controlando este apetito sexual que es común del alma condicionada, que ya se disfrutó en muchas vidas anteriores y que es accesible a perros, gatos, ratones y cucarachas. Nuestro gran maestro Srila Prabhupadaescribió que es muy difícil hacer progreso en la Vida Espiritual dentro de la vida matrimonial. Claro, los verdaderos brahmacharys son muy amables y comprensivos con aquellos que son casados y con las mujeres. Lo que hace caer a un brahmachary de su posición célibe es relacionarse a solas con mujeres o tener una mentalidad crítica u ofensiva hacia los casados o mujeres.

    La vida de un brahmachary no debe ser una vida perezosa sin aceptar responsabilidad. Todo lo contrario, en el servicio a su Maestro Espiritual él debe aprender a volverse un servidor por excelencia. La familia VRINDA ha establecido estos Monasterios de Yoga en muchos países, tanto para hombres como para mujeres (Visnupriya Ashramas) (Más información Colección de la Sabiduría Védica, número: 61 “Vishnupriya Ashramas”). Para personas sobresalientes tenemos también un curso para expandir este trabajo y abrir más Monasterios de Yoga en otros lugares.

    El Brahmachary Ashram es un sitio para espiritualistas serios; la motivación es hacer crecer la escuela del Maestro Espiritual y luchar por una causa común. El ashram satisface las necesidades básicas de todos los estudiantes, y los padres de los estudiantes deben tratar de ayudar losBrahmachary Ashramas como un medio de mantenerse en contacto con la Vida Espiritual. No hay mucha gente hoy en día que quiera dedicarse a la Vida Espiritual, pero es el deber de los Ashramas entrenar personas con excelentes cualidades como los Brahmanas quienes son personas que se dedican a la Verdad como prioridad de su vida. Ellos son los mejores sirvientes de la sociedad y no engañan a los demás.

    En El Bhagavad Gita (18-42), uno de los libros más importantes de la Cultura Védica, podemos leer:

    samo dhamas tapah saucyam
    ksantir arjavam eva ca
    jñanam vijñanam astikjan
    brahma-karma svabhava-jam

    “La tranquilidad, el control de sí, la austeridad, la pureza, la tolerancia, la honradez, la sabiduría, el conocimiento y la religiosidad son las cualidades con las cuales trabajan los Brahmanas”.

    Si usted tiene el deseo de vivir en un Monasterio de Yoga y volverse unbrahmachary, contáctenos vía Internet o visite nuestro Centro más cercano.

    También ofrecemos vacaciones en un Monasterio de Yoga o cursos de fin de semana. Si desea apoyar estos monasterios con donaciones financieras por favor también contáctenos, pues esto nos hace mucha falta. Para mayor información visite nuestro sitio web www.yogainbound.org.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    No hay comentarios