Evite los Farmacos

    796

    En los últimos años, la situación de los químicos y la invación de la industria farmacológica 152_evite los farmacosse ha vuelto dramática. Por ejemplo, en nuestra propia alimentación hay químicos; insecticidas, abonos, preservantes, colorantes, saborizantes, antibióticos y un sin fin de otras sustancias que finalmente uno no sabe qué está comiendo.

    Hay químicos en el aire, contaminación ambiental, hasta los perfumes son hechos de químicos y a esto se suman los productos plásticos que emanan gases continuamente, en consecuencia, nuestra salud está afectada por todas esas influencias de grandes empresas multinacionales.

    El desarrollo de los tiempos es asombroso y veloz con secuelas incontrolables, por ejemplo, en Inglaterra se ha descubierto que las píldoras anticonceptivas causan que la orina de las mujeres tengan estrógenos, eso se dirige a los ríos, y es un químico tan fuerte que muchos peces pierden su capacidad reproductiva sexual y desarrollan ambos órganos sexuales en un mismo cuerpo, totalmente funcionales. Por consiguiente, las influencias transgénicas pueden ser inclusive la razón de la carencia de claridad en el desarrollo sexual de hombres y mujeres, pues afecta de algún modo a los que consumen estos alimentos. En la mayoría de los desastres ecológicos nunca sabremos quién es el culpable y tampoco sabremos el procedimiento de las secuelas nefastas. La industria de la farmacología va en contra de todo lo que la Madre Naturaleza nos provee, ya que no hace uso de las curaciones naturales. Existe una Escritura Sagrada con más de 5.000 años llamada Bhagavad Gita, en la cual Dios indica: “Yo soy la fuerza de la hierba medicinal”. Existen tantas formas de sanar el cuerpo con elementos naturales, la respiración si se realiza de manera correcta es una, por otro lado, los tratamientos con el barro, las curaciones con agua, la sábila, el limón, el llantén, la cola de caballo, la manzanilla, el boldo, entre otros. También existen hermosas ciencias de curación como las curaciones de la acupuntura, la homeopatía, la acupresión, la naturopatía, la quiropráctica, los masajes, el famoso sistema de la medicina preventiva de los vedas llamado “Ayurveda” y miles de secretos más en todas partes del mundo; pero vender y aplicar estas medicinas está siendo atacado por la industria alópata, que teme perder clientela. El jengibre gracias a sus propiedades curativas ayuda en el fortalecimiento de las defensas, expulsa mucosidades, desinfecta; pero la farmacología propone una forma de pensar totalmente diferente, en la cual la medicina natural ya no es enfoque principal.
    Actualmente, el hombre ha creado píldoras para todo, para aquellos que no quieren tener hijos, para dormir, para despertar, para la tiroides, para fortalecer los músculos, y así muchas más. Las farmacias venden bastante, aunque en letras muy pequeñas los medicamentos mencionan contra indicaciones que la gente no presta atención porque quieren resultados inmediatos. La industria además utiliza millones de animales en sus laboratorios para ser parte de los experimentos, pero el organismo humano reacciona diferente. Un estudio realizado en Rusia afirma que todas la mujeres que toman alcohol o fuman durante el embarazo, tendrán hijos que padezcan de alergias y otras dificultades, qué decir de aquellas que toman drogas durante el embarazo. Los fármacos no se necesitan si uno es capaz de llevar una vida sana tanto física como mentalmente, pues nuestra mente afecta nuestra salud física, debemos ser capaces de auto-evaluarnos, de saber qué hay de malo en mi interior para así cuidar mi salud, lo que me permitirá conocer mi cuerpo y valorarlo como un instrumento para servir a Dios.

    Para vivir sano y feliz no se necesita mucho; una dieta sana y balanceada, en lo posible agricultura orgánica, una vida sin tantos deseos egoístas, una vida moderada donde la alegría y la unión familiar estén en el primer lugar y donde la espiritualidad y la auto-realización sea el centro de la vida para servir a Dios y querer ser un verdadero sirviente de Su creación.

    A continuación, compartimos con ustedes alcances de los Médicos Conscientes, quienes dedican sus vidas a sanar a otros:

    – Comprende que la vida en este cuerpo es un regalo Divino y que debemos cuidarlo a cada instante y no solo cuando hay síntomas de enfermedad.

    -Transmite la sabiduría védica a través de la inclinación a utilizar la fuerza medicinal de la naturaleza y la capacidad de auto sanación del ser. Hace uso de otros sistemas médicos holísticos, menos peligrosos que las medicinas modernas.

    -Descubre las necesidades del cuerpo para su desarrollo y bienestar y conoce el proceso del yoga, así como el aprovechamiento de la energía natural (agua limpia, respiración sana, ambientes naturales, entre otros).

    -Como defensor del medio ambiente promueve la no utilización de químicos en la agricultura tecnificada ni en la industria en general.

    -Antes de optar por terapias farmacológicas o invasivas, explora otras opciones de las medicinas tradicionales. Si no las conoce busca asesoría y ayuda para ofrecerle bienestar integral y real a su paciente.

    -Siempre inculca el vegetarianismo como una forma de alcanzar y mantener la salud, y como una forma efectiva de generar compasión y respeto a la vida.
    dado en las escrituras para liberarnos de la ilusión y entrar en la conciencia de la eternidad, comienza con la invocación de Dios a través de un mantra u oración especial:

    Hare Krishna Hare Krishna
    Krishna Krishna Hare Hare
    Hare Rama Hare Rama
    Rama Rama Hare Hare

    “Oh mi Señor, déjame ser un instrumento de Tu amor”.
    Además de recitar estas sagradas palabras, debemos leer el Bhagavad-gita, un libro con las instrucciones del mismo Creador para reconocer nuestra posición eterna y encontrar así la verdadera felicidad. Aunque algunas personas no acepten esto, y decidan que su intelecto es suficiente para entender la causa de su existencia y determinar los objetivos por alcanzar, muchas otras no vacilan y se dedican con mucha sinceridad al avance espiritual, el camino que nos sana de la ilusión.

    “El sol y la luz del sol son muy brillantes; el Señor es como el sol en la plenitud de su esplendor, y las entidades vivientes son como las pequeñas partículas luminosas que constituyen la luz del sol, que se extiende por todas partes”
    ución de la conciencia del mundo.

    Esperamos que el sentido común, que es lamentablemente el menos común de los sentidos, se expanda para que los periodistas vean y sigan viendo su trabajo con seriedad y lo desempeñen con el rigor requerido.

    Muchas gracias.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti