¿Qué significa ser un brahmana?

    2746

    Un brahmana es alguien que se ha consagrado a la verdad y es amigo de todas las entidades vivientes. El brahmana, según el Bhagavad-gita, es muy querido por Dios, porque practica el sadhu_brahmanaautocontrol, es limpio, honesto, sabio y conoce las sagradas Escrituras; también, porque es austero, impecable en todo lo que hace, cumple su palabra y se esfuerza para que los propósitos espirituales se realicen. Por ello, cuando el brahmana es invitado a algún lugar, recibe en señal de aprecio los alimentos que se han ofrecido al Señor.

    Debido a su conocimiento de los libros sagrados, su acertada disertación en torno a estos y su dedicación a las instrucciones del maestro espiritual, el brahmana es quien lleva a cabo rituales védicos como las ceremonias de fuego o agnihotras, y se encarga muchas veces de la educación de los niños en el gurukula o la escuela del maestro espiritual, un lugar que brida una profunda formación espiritual a los estudiantes.

    El brahmana por lo general asesora en temas relacionados con la salud, pues tiene conocimientos avanzados en la ciencia del ayurveda, la medicina antigua de la India. En el pasado de este país, solían aconsejar desinteresadamente a los gobernantes y decidían sobre los recursos del pueblo, sin tomar nada para sí mismos. Hoy día sucede lo contrario: muchos políticos toman las decisiones según su conveniencia y la mala conciencia de sus asesores, ignorando los intereses y las necesidades de los ciudadanos. Pero la actitud de un brahmana es opuesta a esto, y lo lleva a distanciarse de las cosas mezquinas y de todo lo que no sea imparcial.

    Un brahmana actúa siempre de acuerdo a la instrucción de su Guru (el maestro espiritual), los sastras (los libros sagrados) y los sadhus (las personas santas). Por ello el sabe aconsejar a los demás, ya que cumple con los deberes enseñados por la escuela iniciática que lo formó. Dios mismo dice en el Bhagavad-gita que los brahmanas están íntimamente conectados con él. En otro pasaje, explica: “Yo creo las divisiones de la sociedad humana de acuerdo a la calificación, capacidad y el trabajo que cada persona tenga” (4, 13). Esto permite entender que la orden brahmínica no es una posición otorgada por el nacimiento, sino por la consagración.

    En las comunidades o monasterios vaishnavas, la iniciación de brahmana la concede el maestro espiritual cuando entrega el gayatri-mantra, una canción conocida como el sonido trascendental que emana de la flauta del Señor Krishna y que lleva a todos de vuelta a casa, de vuelta al mundo espiritual. El gayatri-mantra es recibido por la persona que ha demostrado ser responsable, y manifiesta el deseo de representar a su Guru. Luego de quedar establecida la conexión y el compromiso con la Verdad, implicados en la recitación diaria del gayatri-mantra, el brahmana comienza a participar en la adoración del Ishtadeva o la deidad principal de su maestro, haciendo puja u ofrendas a Dios en el altar.

    Luego de describir las cualidades del brahmana, se aprecia lo importante que es para la sociedad, pues contribuye a mantener el espíritu de la veracidad y preserva las nociones acerca de la Suprema Personalidad de Dios, Sri Krishna, es decir: que todos somos parte de sus energías; que se manifiesta como Paramatma, la superalma que habita en el corazón; que es omnipotente y un guardián testigo de todo lo que ocurre; que existe como Bhagavan en el mundo espiritual, la eterna morada donde las almas auto-realizadas habitan eternamente con Él y donde todas se encuentran liberadas del confinamiento al que somete el egoísmo, la ilusión del ego falso, los prejuicios y las demás actividades propias de la ignorancia.

    El brahmana es un bienqueriente de todos, porque no quiere explotar a nadie; él entiende que es un humilde servidor, y no desea controlar; se sabe un instrumento de Dios y acepta que todo debe ser ofrecido al Supremo para darlo luego a la humanidad amorosa y misericordiosamente. El brahmana es una persona bondadosa que siempre invoca la presencia del Señor, trayendo luz al mundo con las instrucciones Divinas. El brahmana representa a la Divinidad porque su comportamiento es ejemplar.
    Si queremos avanzar espiritualmente, debemos relacionarnos con brahmanas verdaderos. Esta es la forma para desarrollar cualidades e incrementar el grado de las responsabilidades humanas.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    No hay comentarios