Universidad: Matadero del Alma

    1091

    El gran maestro Srila A.C. Bhaktivedanta Swami Prabupada, quien ha sido el mensajero de la68_universidad_matadero_alma Sabiduría Védica más grande de estos tiempos, se atrevía a llamar a las universidades: “mataderos del alma”. Analicemos esta declaración de la Sabiduría Védica para que tanto aquellos que están involucrados en los estudios profesionales, como toda la gente en general, puedan cuidarse y protegerse de los peligros de la educación materialista; una educación que desorienta a la humanidad con fundamentos donde la existencia del alma es totalmente ignorada, en nombre del secularismo y el racionalismo.

    Las así llamadas instituciones de educación enseñan a la gente sólo aspectos del conocimiento material y reparten títulos en las diferentes ramas de ese conocimiento; sin despertar simultáneamente en ellos la responsabilidad que tienen como líderes en las diferentes profesiones, tanto como para con ellos mismos como para la sociedad en general. El orgullo que viene de una persona al recibir un título universitario lo hace sentir como un líder o una persona erudita; pero si usted le pregunta: “de dónde viene, a dónde va después de morir y por qué está aquí en este planeta Tierra”, seguramente que no va a tener respuesta alguna.

    La mayoría de los enfoques universitarios están contaminados con el prejuicio de que no existe ningún Creador, de que no hay que agradecerle a nadie y de que la vida es una gran competencia para ver quien acumula más dinero. Bajo este enfoque la vida es sólo un accidente que surgió en el momento del nacimiento; y al morir, todo este drama se acaba; por ello, se concluye equivocadamente que uno no debe tener responsabilidad ante las leyes de la naturaleza material.

    Los líderes de las universidades ignoran la existencia de la Ley del Karma y de la responsabilidad individual. Desconocen, igualmente, la existencia del Ser Espiritual distinto del cuerpo, mente e inteligencia. Y en definitiva; ignoran tanto la existencia de una Conciencia Trascendental con sus implicaciones y aplicaciones, así como su respectiva responsabilidad de utilizar este cuerpo como un instrumento prestado por la naturaleza y la misericordia de Dios a cada uno de nosotros, para crecer espiritualmente y participar en la mejora de este mundo. Ellos no entienden esto y sin embargo, proclaman tener un conocimiento total.

    En realidad la educación universitaria se basa en prejuicios y en una discriminación total contra la Dimensión Espiritual, la cual es el fundamento de nuestra Conciencia en sí. En otras palabras, sin la Conciencia Espiritual no existiría tampoco la Conciencia de un cuerpo ni los distintos campos del conocimiento.

    La consecuencia de esta nefasta mentalidad de la educación universitaria es que la gente hoy en día quiere ir a la universidad para asumir papeles de liderazgo sin comprender las grandes posibilidades que nos ofrece esta vida con la Autorrealización. Como efecto natural, la atmósfera de las universidades se encuentran totalmente contaminadas, los jóvenes están entregados a ir a las discotecas, a drogarse y a llevar una vida sexual irrestricta e irresponsable; generándose así, la prostitución de los alumnos para conseguir mejores notas y las prácticas del aborto, que se hacen cada vez más comunes.

    El ambiente universitario en general es un ambiente de mucha gratificación de los sentidos, donde reina una total apatía por las instrucciones morales y espirituales que pueda haber como remanentes de una tradición religiosa.

    Sin responsabilidad y verdadero conocimiento, formar líderes genuinos y puros es casi imposible; y los propósitos de una educación real se desvirtúan. Son muchas las personas que están en la universidad no para estudiar sino simplemente para complacer a su familia, o aparentar que están haciendo algo frente a la sociedad. Y existen otros que compiten ambiciosamente para adquirir buenas notas y buenos puestos en la universidad pero sólo para tratar de obtener otro buen puesto en la sociedad que les permita participar de la corrupción general que mantiene al mundo en tan lamentable condición.

    Srila Prabhupada declaró que las universidades no asumen, en lo más mínimo, el papel responsable de producir líderes de cualidades superiores para mejorar las condiciones de la humanidad. Esto es debido a que en la universidad son ignoradas todas las instrucciones dadas por la SabiduríaVédica, acerca de la necesidad de conocer la Verdad y dedicarse en esta vida a ayudar a los demás.

    Ahora la pregunta es: ¿Qué puede hacer usted como profesor o estudiante en la universidad para mejorar esta condición?

    Primeramente, si usted estudia en una de estas universidades y observa cómo la Conciencia de sus compañeros sólo se preocupa por la gratificación personal; usted tiene la oportunidad de abrir en la misma universidad un centro de Concientización. Por lo general las universidades ofrecen a los estudiantes ciertos derechos para ofrecer cursos y seminarios. Es importante, sobre todo, concientizar a todos los alumnos y profesores sobre la gran necesidad de ser vegetarianos. Debería haber cursos de Cocina Vegetariana e información sobre la Nutrición correcta o ideal.

    De igual manera, usted debe impulsar el estudio de las verdaderas fuentes del conocimiento como El Bhagavad Gita. El Bhagavad Gita es la canción del Señor Supremo para iluminar a la humanidad y hacerla Consciente; es como un manual de instrucción de una máquina entregado por el fabricante. Así, en Sus Sagradas Instrucciones en El Bhagavad Gita, el Señor Krishna(Dios) ha dado el manual para el uso adecuado de la vida humana. Por esto, el estudio de El Bhagavad Gita es de gran importancia para elevar la Conciencia dentro de una universidad. Reúna a todos sus compañeros y trate de cantar los sagrados mantras que nos despiertan a una Conciencia Superior.

    Trate también en la universidad de distribuir comida ofrecida al Señor oMaha Prashadam (para mayor información leer Colección de la SabiduríaVédica, número 66: “Maha Prashadam”), para que la gente pueda purificarse y comprender que todo lo que hemos recibido en esta vida es por la misericordia del Señor Supremo.

    Otro curso que usted puede utilizar en la universidad es un curso sobre la necesidad de adquirir la Sabiduría Védica. La Colección de la SabiduríaVédica ofrece muchos títulos que tratan sobre diversos temas; como la droga, el alcohol, el suicidio, el maltrato familiar, el aborto, etc.; que deberían ser ampliamente estudiados para que los alumnos puedan liberarse de tantas malas influencias predominantes en esta sociedad moderna.

    Sea parte de la solución y no parte del problema; y trate de comprender que al terminar su carrera usted debe hacerse un servidor de la humanidad, y no alguien que solamente quiere utilizar su posición e influencias para mejorar su situación económica tratando de gratificar aun más sus sentidos.

    Si usted todavía no está estudiando y está pensando qué hacer con su vida; tal vez deba tener en cuenta que en este mundo ya hay muchos médicos, ingenieros y especialistas en muchos campos; y que lo que falta son personas que se dediquen completamente a la Vida Espiritual. Entonces, si la Vocación Espiritual es muy fuerte en su corazón, usted puede considerar el volverse un profesional de la misma Sabiduría Védica y dedicarse al bien de los demás, tal como hicieron los brahmanas en el pasado, en la Cultura Védica de la India.

    Los brahmanas estaban totalmente consagrados a despertar esta Conciencia Espiritual en toda la humanidad, llevando desinteresadamente este mensaje a todos los rincones. Esta es otra opción para las personas con inclinaciones espirituales; y para esto existen alrededor del mundo centros donde se practica la Sabiduría Védica. Usted puede considerar el vivir en estos centros por lo menos un año y practicar la vida monástica; o en caso de que usted ya esté casado, puede pasar sus vacaciones o fines de semana en compañía de otras personas que quieren desarrollar la Sabiduría Védica y despertar la verdadera Educación Espiritual en el corazón.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    No hay comentarios