La Revolución de la Cuchara

    1976

    Los Revolucionarios de la Cuchara rechazamos todo lo que es dañino para nuestra salud y la 15_revolucion_cucharasalud del planeta en general; y asumimos la responsabilidad que tenemos con la humanidad de frenar el baño de sangre qu está sufriendo nuestra Madre Tierra con cada persona que es consumidor de carne y demás productos que implican violencia innecesaria contra los animales.

    Tenemos el derecho a saber qué es lo que comemos, de dónde viene, quién lo produce y qué consecuencias nos trae. Podemos conocer y elegir lo que nos conviene. Si nuestra dieta hace sufrir a otros de manera innecesaria estamos comprometidos a cambiarla y hacer que más gente se entere. La Verdadera Revolución comienza en el plato.

    Es indudable que en la vida existen situaciones de defensa ante insectos y animales donde es inevitable matar algunos seres vivos, pero este hecho no justifica para nada la matanza indiscriminada de animales para comerlos. Nada nos da el derecho a privar a los animales de la libertad y someterlos a existencias tortuosas, ni a experimentar con ellos en busca de medicinas, y explotarlos en circos y eventos de diversión como peleas de toros, gallos, perros y tantas otras perversiones que los hombres han inventado para divertirse con el dolor ajeno.

    Antes de lamentarnos por la injusticia del mundo, optamos primero por mirar el dolor que nosotros mismos estamos causando. El crimen que se comete contra los animales, trae consecuencias que debemos pagar en carne propia. En esencia, este es el argumento más convincente. Así lo enseñan las tradiciones milenarias y lo comprueban las investigaciones científicas que nos dan cifras alarmantes respecto al desperdicio de agua y a la masiva deforestación que causa la cría de ganado. De igual manera, las producciones agrícolas con químicos, pesticidas y transgénicos para aumentar la producción de la carne y llenar nuestro plato con sangre es algo que trae reacciones lamentables y repudiables tanto para la salud del consumidor, como para el malestar de la situación ecológica del planeta.

    Por todo esto, un miembro de la Revolución de la Cuchara es un decidido consumidor de todo lo sano, orgánico y producido con respeto para con los animales y la Madre Naturaleza. Un miembro de la Revolución de la Cuchara es un vegetariano 100% y no toca la vida de ningún animal incluyendo aves y pescado, y ni siquiera consume huevos que son el producto de los campos de concentración más terribles que hay en el mundo para las gallinas.

    Todo lo que está en tu plato debe representar los ideales de la Revolución de la Cuchara, así serás un Verdadero Revolucionario, en caso contrario serás un hipócrita. Es imposible considerar una persona que se siente responsable del medio ambiente y que sigue comiendo cadáveres. Esta Revolución es para entusiasmar el respeto entre los seres vivos, para darle a nuestro mundo un servicio y darle una oportunidad al medio ambiente.

    Los miembros de la Revolución de la Cuchara promueven la comida preparada en casa versus la comida pre-industrializada, y conocida como comida rápida o comida chatarra. La Revolución de la Cuchara promueve retornar a comer en familia, comida que agradecemos y hasta lo ofrecemos (en diferentes tradiciones místicas) al Creador y/o a la Madre Naturaleza que nos está nutriendo y manteniendo a todos nosotros.

    Queremos ver un mundo donde los animales y los seres humanos vivan en armonía y donde los individuos desarrollen una Conciencia de responsabilidad.

    Reconocemos que es muy difícil hoy en día comer solamente comida orgánica, ya que en muchas partes no está disponible. Los miembros deben fundar cooperativas en cada localidad para conseguir y producir productos sanos para la alimentación, inclusive para tratamientos medicinales con endulzantes saludables como la estevia, la panela orgánica y los productos integrales orgánicos; aceites sanos que no sean saturados (se recomienda el aceite de ajonjolí orgánico y prensado en frío). La sábila, y un sin fin de productos que se pueden cultivar sobre todo si su demanda aumenta.

    La Revolución de la Cuchara trata de ofrecer apoyo a todas las personas carnívoras para que ellas puedan cambiar su hábito dañino a través de los consejos de las oficinas y la página web carnívoros anónimos. Visitenos y conozca la historia de personas que se unieron a la revolución y confiesan cómo y cuándo se han vuelto vegetarianos, lo invitamos a que envíe su historia a nuestras páginas para compartirla.

    Los Revolucionarios de la Cuchara están comprometidos a entregar un variado material didáctico para que los miembros y simpatizantes puedan cambiar la Conciencia del mundo hacia la comprensión de la gran necesidad del vegetarianismo y la conciencia naturista. Para este propósito ya se han producido montones de gráficas, películas flash, afiches, botones, artículos, poemas, canciones, los cuales están disponibles en nuestras páginas web, en alta resolución para que los miembros de la Revolución de la Cuchara puedan bajar estos archivos y reproducirlos localmente en cualquier parte del mundo.

    Estaremos en universidades, ferias, escuelas, festivales, conciertos y proyecciones para poner al alcance de todos, este material de promoción.

    De la misma manera los miembros tratan de difundir la ciencia de la Cocina Vegetariana a través de cursos, recetarios y promocionando todos los productos orgánicos que están disponibles en la región respectiva.

    Todos aquellos que estén a favor de vegetarianismo y la protección de animales y del medio ambiente están invitados a participar en esta difusión que se caracteriza entre muchas cosas por su mentalidad generosa, humorística y de amplia variedad.

    Todos pueden formar células, inscribir organizaciones vegetarianas, hacer páginas web y distribuir el mensaje vegetariano. La Revolución de la Cuchara invita a todos los amigos de la tierra y los animales, organizaciones ecológicas, restaurantes vegetarianos, agricultores orgánicos, vegetarianos, veganos, frugívoros a participar en esta gran campaña.

    También invitamos a la comunidad de artistas del mundo a escribir canciones, obras de teatro y mandarnos estos materiales para compartir con todo el mundo lo más pronto posible. Sean amables de enviarnos información de lo que ustedes están haciendo para aumentar el entusiasmo mundial sobre el avance de la Revolución de la Cuchara. Cuando más se habla sobre un tema, más crece la Conciencia de ello.

    La Revolución de la Cuchara no pretende lanzar una gran organización mundial, la Revolución de la Cuchara sólo pretende hacerte un Ser Conscientey compartir esta nueva sabiduría con todos. Así puedes sentir el compromiso con tu propio bien, tu propio futuro con el planeta y con la humanidad y también con tus hijos y nietos que serán los que tendrán que pagar la cuenta si nosotros seguimos arruinando el planeta Tierra.

    Cualquier sugerencia y nuevas ideas son bienvenidas en nuestro sitio web. Invitamos a todas las personas del mundo entero a utilizar todo el material de la Revolución de la Cuchara y traducirlo a todos los idiomas que existen y a difundirlo al máximo grado en su localidad.

    Las malas conductas en relación con los animales y el medio ambiente que únicamente favorece los intereses financieros de un grupo relativamente pequeño de personas ignorantes de las consecuencias, son promovidas por el mundo a través del aparato de la publicidad y de la educación equivocada. La industria de la comida chatarra se aprovecha de nuestra pereza, de querer tener todo a la mano y sin pensar, arruinando la salud, la familia y dando lugar a muchas otras situaciones similares. Estamos ante la necesidad de un cambio de conducta de los seres humanos. Que seas tú el que da inicio a este cambio.

    Es hora de despertar. La hora de comer es la hora de la Verdad.

    Si no eres parte de la solución, ya eres parte del problema.

    Así, con toda fraternidad, ofrecemos estos pensamientos para todos aquellos que quieren mejorar tanto personalmente como colectivamente.

    Muchas gracias por su atención a estos puntos.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    No hay comentarios