Yoga Monasterio más allá de lo físico

    902

    En este fascículo vamos a compartir con usted información de nuestros Yoga Monasterios, 160_yoga monasterio mas alla de lo fisicopara plasmar el trabajo espiritual que se realiza en nuestros centros. Los Yoga Monasterios tienen una proyección muy elevada, teniendo como meta principal que la gente pueda purificarse y pueda además aprender sobre las sagradas escrituras védicas.

    En los Yoga Monasterios se puede aprender a cocinar comida vegetariana, que luego de ser preparada es ofrecida a Dios recibiendo el nombre de prasadam que significa misericordia; se puede aprender también muchísimo acerca de los 64 tipos de arte que se reconocen en la cultura védica; confeccionar elementos de decoración para el altar, hacer arreglos florales, aprender sobre cultivos orgánicos y a cuidar y cultivar todo lo que el Señor Supremo nos ha regalado.

    Los Yoga Monasterios son sitios de paz, son sitios para practicar ideales espirituales, donde podemos redefinir nuevamente cuál es la meta de nuestra vida, para qué estamos aquí, qué queremos lograr en esta estadía en el planeta Tierra, pues todos somos almas viajeras, llegamos aquí de visita y debemos cumplir y aprender muchas lecciones, pero el hecho es que la visita es temporal, puesto que el alma es eterna y el cuerpo material tiene un fin.

    Nosotros vamos a llevarnos a una próxima vida la riqueza espiritual aquí ganada, pero también la carga de los errores cometidos por no obrar bien.

    Así, nuestros centros de Yoga Monasterios son sitios de purificación donde las personas que acuden pueden abrir su corazón hacia un conocimiento trascendental y verdadero, lo que permite encontrarse a uno mismo y reconocer cuáles son las metas reales que debemos anhelar y cumplir.

    Cada Yoga Monasterio es una embajada que representa el mundo eterno, el mundo espiritual, donde se cultiva una vida sencilla con pensamientos elevados, se aprende principalmente a servir a cada entidad viviente, incluyendo a animales. Es así como la ciencia espiritual se perfecciona: cuando aprendemos a servir.
    Normalmente en el mundo material, todos son muy expertos cuando se trata de servirse a sí mismo, pero en el Yoga Monasterio aprendemos a servir a la Suprema Personalidad de Dios, al Señor del corazón, al Creador y Mantenedor de todos, quien nos ha dado la oportunidad de purificarnos y de conocer el proceso del servicio devocional conocido como bhakti yoga. Eso es lo que grandes maestros espirituales han enseñado, entre otras cosas.

    Actualmente, hay muchos deberes que tenemos que cumplir para lograr hacernos útiles en la sociedad humana, lo que nos causa mucha agitación y mucha incertidumbre, por eso, en el Yoga Monasterio aprendemos a vivir y ser felices como somos, con lo que tenemos, y así descubrir que la felicidad es algo muy grande y que no se puede comprar en un supermercado.

    Esa felicidad ni siquiera está en la riqueza, en la belleza ni en la salud de nuestro cuerpo, se encuentra en un bienestar interno superior, en el que somos capaces de erradicar de nosotros la codicia, la envidia, la lujuria, los celos y todos estos impulsos negativos que mantienen atados al mundo material. De esta forma, el Yoga Monasterio es una escuela de preparación. Durante una semana o todo un mes en un Yoga Monasterio, podemos ser capaces de aprender acerca del servicio, aprender a dar, eso es lo más importante que debemos conocer.

    Hoy en día vemos que frecuentemente las personas no saben qué hacer cuando son ancianas, les ofrecemos así la oportunidad de que en esa edad dorada ellas puedan llegar a un Yoga Monasterio o bien puedan viajar de un Yoga Monasterio a otro, pues son sitios que existen para que la gente pueda aprender la belleza de su ser en el desarrollo de la conciencia. Eso es lo que nosotros estamos tratando de crear en estos ambientes de los Yoga Monasterios.

    Los sonidos de la naturaleza, el sonido de los ríos y de las olas del mar, el sonido del viento, la belleza de las flores, de las plantas, son oportunidades para estar muy cerca al Señor Supremo en Su forma Universal, apreciarlo, sentir la madre Tierra otorgando sus bendiciones. Esa es la forma como nosotros podemos encontrarnos a nosotros mismos, porque en realidad nuestra vida está exactamente encaminada hacia este propósito: aprender el amor espiritual y servir su causa.

    “En el Yoga Monasterio aprendemos a vivir y ser felices como somos, con lo que tenemos, y así descubrir que la felicidad es algo muy grande y que no se puede comprar en un supermercado”.

    Fuente: Colección Sabiduría Védica
    Autor: Swami B.A. Paramadvaiti

    No hay comentarios